El incremento sostenido de los flujos de inversión extranjera directa (IED) y su contribución reciente al financiamiento de la formación bruta de capital fijo han sido algunas de las características más notorias de la economía mundial en las últimas décadas. Esto, en parte, debido a que hoy en día los mercados de capitales globales están mucho más integrados que en el pasado y a que los países, entendiendo el papel clave que juega la IED para el desarrollo económico, han implementado políticas públicas proactivas en fomento de la inversión extranjera.

Venezuela enfrenta un reto enorme, en cuanto a captación de inversiones se refiere; ya que se estima que para los próximos años nuestro país debe captar esencialmente capital privado, que desarrollen proyectos en nuestro país.
Uno de los elementos fundamentales de la recuperación económica, es la atracción de inversiones extranjeras directas (IED). En general, los países receptores de IED esperan que esta les genere beneficios, como la creación de empleos, el contacto con nuevas ideas, tecnologías y prácticas de trabajo, mayores recaudaciones impositivas, fomento y creación de tejidos industriales, y así mejorar el bienestar de sus sociedades. El tratamiento y la protección a los inversionistas dados por los Estados que conducen sus actividades constituyen elementos fundamentales para el proceso de atracción de IED. Antes de invertir, los inversionistas deben tener un determinado nivel de confianza de que el Estado anfitrión les ofrecerá garantías. Se espera que el país receptor proteja y garantice seguridad a sus inversiones, por medio de normas adaptadas a las nuevas realidades de los mercados.

Es evidente que la normativa que rige en Venezuela sobre inversiones extranjeras presenta artículos no cónsonos con una estrategia para la promoción de inversiones. Realmente no cumple con el objetivo de atraer y proteger las inversiones, más bien todo lo contrario, espanta; o mejor dicho, ahuyenta a las inversiones internacionales.

Según un trabajo de investigación que realizamos en nuestra organización, no hay una correlación directa, entre el marco legal y la salida de capital extranjero. Sin embargo, las normas para la promoción de las inversiones es la carta de presentación del país, y esa es la primera imagen, y sólo hay un chance para dar una buena primera imagen.

Ya basta de contar exclusivamente “con la ventaja venezolana” como una herramienta de promoción, eso no es suficiente y nunca lo ha sido, debemos contar un mercado competitivo, con normas transparentes, sencillas y objetivas; la inversión extranjera requiere de una regulación jurídica eficaz y ágil. En este sentido, las legislaciones de los países que atraen mas a las inversiones extranjeras, suelen contar con los siguientes elementos:

Trato Nacional: El trato Nacional, protege a las IE contra la discriminación que pudiese existir a favor de inversores domésticos. El trato nacional es un principio en el derecho internacional, utilizado en normas nacionales, y requiere un trato igualitario para extranjeros y locales. Bajo el trato nacional, un estado que otorga derechos, beneficios o privilegios particulares a sus ciudadanos también debe otorgar esas ventajas a los ciudadanos de otros estados mientras se encuentran en ese país.

Trato de la Nación mas Favorecida (NMF): el objetivo de la adaptación de este principio comercial a las normas nacionales es evitar la discriminación entre inversionistas comparables de diferentes nacionalidades extranjeras.
Clausula de Expropiación: Es una disposición que protege a los inversores e inversiones extranjeros, contra el despojo o contra la confiscación de sus bienes por las autoridades del país anfitrión sin obtener una compensación. Casi todas las normas nacionales también prohíben la expropiación indirecta, es decir, aquella que se aplican basada en una normativa, incluyendo la medida regulatoria legítima por la búsqueda del interés público, las cláusulas de expropiación tienen el potencial de establecer restricción a la capacidad reguladora de un Estado.

Clausulas sobre solución de Controversia: Originalmente, estas herramientas se establecieron con el fin de otorgar a los conflictos entre los Estados y los inversores igual de oportunidades en un foro neutral para ambas partes. Venezuela, en el 2012, fue denunciada, ante el Banco Mundial, por la Convención sobre Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de otros Estados (conocido por sus siglas en inglés CIADI)
Concepto de Inversión Extranjera: En muchos de los países, que muestran una balanza positiva en IE, el concepto de inversión extranjera esta sujeto al domicilio del sujeto titular de la inversión, y no hay definiciones de tipos de inversiones extranjeras.

Registro sobre IE: En la mayoría de los países el registro de IE, es exclusivamente con fines estadísticos, de hecho, en muchos países no existe un registro de IE.
Garantía para la repatriación de sus dividendos: En este caso, estamos hablando de la constitución de una garantía a favor de los inversionistas extranjeros, que siempre podrá repatriar sus dividendos, sin ninguna condición de por medio.
Ley aprobada por los órganos establecidos en la Constitución, como los órganos legislativos.

 

Preparado por la Gerencia de Asuntos Legales de CONAPRI