Las compañías españolas reducen su presencia desde 2014. Repsol, Telefónica, Mapfre, BBVA, NH, Air Europa, Meliá o Inditex mantienen actividades.

El drama y la tensión en las calles de Venezuela siguen creciendo desde el pasado domingo y dejan un panorama complejo donde las protestas ya se han cobrado la vida de al menos una docena de personas en los distintos focos de violencia que se generaron en varias ciudades del país.

En cuanto a las importaciones, España generaban 1.324 millones de euros, una cifra que descendió en 2016 a 252 millones, debido principalmente a la disminución de los precios del petróleo. Venezuela descendió, del año 2015 al 2016, quince puestos en el ranking de clientes de España, hasta colocarse en el puesto 83 de la lista. También retrocedió, en el mismo periodo, 22 puestos (hasta el 71º) en la lista de proveedores.

  • Energía

Repsol es una de las empresas con mayores intereses en el país latinoamericano. Presente desde 1993, posee derechos mineros sobre ocho bloques de producción sobre853 kmcuadrados. En 2015 produjo 17,4 millones de barriles equivalentes de petróleo procedentes de los proyectos de gas de Perla y Carabobo, con una participación del 11%, respectivamente.

En la petrolera evitan cualquier comentario político sobre Venezuela y se limitan a reiterar lo que contestó el director financiero,Miguel Martínez, a la pregunta de un analista en la reciente conference call de presentación de los resultados del primer semestre: “ Desde un punto de vista financiero y operativo, nada ha cambiado en los últimos seis meses, desde el cierre del ejercicio de2016”, aseguró. El sector de los hidrocarburos “funciona básicamente con dólares y es vital para Venezuela en términos económicos y de divisas”, añaden.

Repsol “opera con normalidad en el país. Durante el primer semestre se “produjo una reforma del sistema de control de cambios que no tuvo impactos significativos en sus estados financieros. La compañía mantiene el dólar como moneda funcional de la mayor parte de sus negocios de exploración y producción de hidrocarburos en Venezuela”, añaden.

  • Turismo

Solo dos grupos hoteleros mantienen presencia en Venezuela: las cotizadas NH y Meliá, aunque su exposición al país es muy limitada. Meliásolo tiene un hotel en Caracas, el Gran Meliá Caracas, de cinco estrellas, que registró sucesivos descensos de ocupación en estos años.

La hiperinflación obligó a Meliá a aplicar otro tipo de cambio estimado y más apropiado “para la integración de los estados financieros de sus filiales venezolanas”. La devaluación del bolívar que supone este tipo de cambio en el primer semestre supone un impacto en las cuentas de Meliá de 21,1 millones de euros.

Por su parte, NH cuenta con cuatro hoteles de su marca Hesperia en Venezuela, tres en Isla Margarita y otro en la región de Valencia. En su presentación de resultados del último semestre, la compañía afirmó que su negocio en Venezuela representa el 0.025% en ventas y el 0,016% en activos respecto del conjunto del grupo.

Aerolíneas como Air Europa se han mantenido como una de los pocas que enlaza Europa y Venezuela tras los graves enfrentamientos de los últimos días.

Iberia, por su parte, se refirió a la delicada situación que corre el país para anunciar el pasado sábado que cancelaba un vuelo programado para el pasado domingo. La aerolínea española dijo tener en cuenta las “dificultades operacionales y de seguridad” para cancelar su programa en ambos sentidos en la ruta Madrid-Caracas-Madrid. Sin embargo, añadió que tiene “la mejor voluntad y disposición de retomar sus operaciones con Venezuela”.

  • Comercio

Inditex cuenta con una exposición limitada al devenir de Venezuela, con 22 establecimientos [frente a las 7.000 que tiene en todo el mundo], y únicamente de las cadenas Zara, Bershka y Pull & Bear. Además, la compañía, que no ha querido valorar la situación del país ni sus planes en él, mantiene su negocio en dicho mercado gestionado a través de un socio franquiciado. En los últimos tres años el grupo se mantuvo con 25 locales, que este año se han reducido a 22.

PRUDENCIA ANTE LA COMPLEJIDAD

Telefónica prefirió ayer no hacer comentarios sobre la situación política de Venezuela. La teleco se limitó a ofrecer datos de negocio. A cierre del primer semestre de 2017, Telefónica Venezuela aporta el 0,25% de los ingresos consolidados del grupo (66 millones de euros) y el 0,24% del oibda (20 millones). Las cifras, según la compañía, no reflejan el potencial de Telefónica en el país, donde tienen casi 10 millones de accesos móviles. Por comparar, su filial en Chile, donde la teleco tiene un número similar e incluso menor de clientes móviles, contribuye en 10 veces más a los ingresos del grupo. Y Uruguay con cinco veces menos clientes, supone dos veces los ingresos de Venezuela.
BBVA asegura que todo su equipo en Venezuela está haciendo “un trabajo extraordinario en circunstancias de enorme complejidad”, y aclaró que la situación, desde un punto de vista de resultados, “no tiene impacto”. “En un entorno macroeconómico marcado por la incertidumbre, BBVA Provincial logró registrar una evolución favorable en el primer semestre de 2017, consistente con la evolución del sistema financiero nacional venezolano”.
Mapfre alcanza casi las dos décadas presente en Venezuela y pretende mantener su inversión allí, “a pesar de las grandes dificultades económicas y sociales que se atraviesan”, dijo Antonio Huertas, presidente de la aseguradora. Esta mantiene alrededor de 1.000 empleados allí y los ingresos del país representan menos del 0’2% del total del grupo.