El proceso es liderado por Venezuela que ha invitado a otros países a sumarse al Acuerdo de Viena suscrito entre loas naciones OPEP y productores independientes.

Venezuela busca evitar la especulación en el mercado petrolero. Por ello, impulsa entre los países productores de crudo alternativas para el establecimiento de nuevos mecanismos de fijación de precios a futuro,  informó el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Explicó que la especulación es producto “ de los contratos, que someten la producción de nuestros países a mecanismos que no tienen que ver nada con los costos,  riesgos e  inversiones y con la necesidad de regularizar, estabilizar, los mercados energéticos mundiales”.

Para lograr este propósito destacó que Venezuela realiza coordinación diaria con países como Rusia, Arabia Saudí, Argelia e Irán. El Jefe de Estado, quien participó en el foro de la Semana de la Energía de Rusia, agregó que nuestro país apoya la incorporación de una nueva fórmula en el comité de monitoreo con los países OPEP y productores independientes para explorar la regionalización de los precios del petróleo y por otro lado, la comercialización a través de una canasta de moneda que incluya yuanes, rublos, euros y dólares, que permita vender el hidrocarburo con parámetros regionalizados.

En este sentido, según nota de prensa del Ministerio de Petróleo,  Maduro dijo que Venezuela comenzó a aplicar a partir de las sanciones de Estados Unidos,  la venta de petróleo a través de una canasta de monedas distintas al dólar. “Es un debate que Venezuela propone y nosotros con mucha entereza lo estamos llevando a los Jefes de Estado de los distintos gobiernos del acuerdo de Viena, y estamos seguros que en el transcurso de los próximos meses, sobre todo en el 2018, vamos a comenzar a dar resultados positivos para el mercado petrolero,  los inversionistas de crudo y para garantizar la reposición de las inversiones que es uno de los problemas que más nos preocupa”, acotó Maduro.

Al referirse a las relaciones con Rusia comentó que no habrá problemas para reestructurar la deuda agregando que en los próximos días se anunciará un acuerdo al respecto. En cuanto a los pagos pendientes aseguró que Pdvsa está preparada para cancelar en las próximas cinco semanas los 3,5 millardos de dólares en compromisos de la deuda, y advirtió que el único que puede crear una “perturbación” es el Gobierno estadounidense.

Al ser consultado sobre un posible embargo de crudo por parte del gobierno estadounidense añadió que “el petróleo tiene mercado y si llegara a tomarse una decisión impulsiva… de perseguir el petróleo venezolano y no permitir que se venda en Estados Unidos, el principal perjudicado sería el consumidor estadounidense (…) Yo espero que no se tome esa decisión”, dijo destacando que el país tiene sus planes alternativos.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin consideró “posible” prolongar el acuerdo de reducción de la producción de petróleo, según reseñó Efe. En caso de un nuevo consenso, adelantó que éste se prolongaría, “como mínimo, hasta finales de 2018”. Dijo  que el acuerdo, además de estabilizar el mercado, ha permitido el retorno de las inversiones al sector y  allanado el camino a nuevos proyectos de cooperación tecnológica.“Estamos en permanente diálogo”, dijo descartando que Rusia se sume al cartel, al considerar que “no es necesario para coordinar posturas con el resto de exportadores”.

Cumplimiento de 116%

El ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino,  precisó que el acuerdo se ha cumplido en 116%, adicionando que se impulsa la inclusión de unas 40 naciones. “Hemos conversado con los ministros de, por ejemplo, Egipto y Guinea Ecuatorial, quienes propulsan la participación potencial de naciones como Uganda y Chad”, al tiempo que aseveró que sería un mensaje positivo  incluir 12 países en el pacto. Adelantó  que hay siete productores de crudo africanos interesados en plegarse al acuerdo, además de algunos países de América del sur.