El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció una reducción de hasta de cinco puntos en el Impuesto del Valor Agregado en todos los pagos electrónicos en el país.

Ya en diciembre, y a raíz de la crisis de efectivo impulsada por el propio mandatario nacional al retirar de circulación el billete de Bs 100, se puso en marcha un plan similar para promover el pago electrónico.

La medida, que redujo de 12% a 10% la alícuota del IVA, se mantuvo por tres meses.

Maduro, además, instruyó este jueves -durante su intervención en una sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, a que en un máximo de 30 días se establezca un sistema de facturación electrónica en los 5.000 grandes contribuyentes tributarios del país.

Este sistema contempla un mecanismo de articulación directo entre los contribuyentes que constantemente transferirá datos al Sistema Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) para combatir la evasión en el pago de impuestos.

La idea es que “los grandes capitales, sobre todo los que han disfrutado, le paguen al país y respeten las reglas económicas de aquí en adelante”, manifestó.

En el tema de impuestos, el mandatario informó que los contribuyentes que utilicen medios de pago electrónico tendrán un crédito tributario en forma de reducción de los tributos a declarar en el Impuesto Sobre la Renta en el ejercicio 2017.