Esfuerzos del gobierno no impiden caída de venta de oro al BCV

Tras destinar 5,70 toneladas de la explotación de oro fino al Banco Central de Venezuela en el año 2010, las empresas registradas en el organismo vendieron apenas 0,62 toneladas en 2016.

El gobierno sostuvo que con la formalización del sector aurífero a través de la conformación de empresas mixtas y con el registro de pequeños y medianos proveedores, se incrementaría la explotación y posterior venta del oro en el país al Banco Central de Venezuela (BCV).

Para el organismo esta nueva estrategia aumentaría la “generación de divisas para el instituto emisor, producto de la venta en el mercado internacional del oro adquirido localmente“.

En junio del año 2015, el BCV inició el registro de proveedores de oro en la localidad de El Callao en el estado Bolívar, conjuntamente con funcionarios de la Misión Piar, Minerven y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Al mismo tiempo, se crearon nuevas condiciones para la venta de oro al instituto y se creó a principios de 2016 una empresa de capital mixto con Gold Reserve, en la cual la canadiense ostenta 45% del paquete accionario y el resto 55% en manos del Estado.

Estadísticas del Banco Central revelan que al cierre de 2016, las compras internas de oro fino ejecutadas por el organismo totalizaron 0,62 toneladas para un monto 50,3 millones de bolívares. Estas cifras reflejan una baja significativa en comparación al año 2010 cuando se colocaron en 5,20 toneladas.

Las cifras indican además que para 2005 la producción creció 16,2%; con respecto a 2004 cuando se ubicó en 9,7 toneladas métricas, y durante 2006 creció 30,9% con respecto a 2005 para un total de 14,7 toneladas.

De acuerdo a la data, existen actualmente 204 proveedores y 77 exportadores de oro registrados en el BCV.