Ecuador crece 50% más que Venezuela luego de la dolarización

17 años después de que su país adoptara el dólar como moneda de uso corriente, el economista ecuatoriano Francisco Zelles no duda en afirmar que la dolarización es la salida más rápida y fácil a la crisis que vive Venezuela, una alternativa que asegura podría ponerse en práctica en tiempo perentorio y que devolvería al país a la senda del crecimiento en un año. 

“La dolarización permite al ciudadano mantener el valor de su salario, de sus ahorros y garantizar el pago real por el trabajo de las personas”, dijo el economista en el marco de un foro que sobre esta materia organizó Cedice Libertad el viernes.

Para ejemplificar su tesis, el experto señaló que en los últimos 15 años el crecimiento económico interanual de Ecuador ha sido 50% al de Venezuela, país con una riqueza petrolera infinitamente superior. Del mismo modo, recordó que mientras el salario mínimo previo al proceso era de apenas 40 dólares, en la actualidad se ubica en $366.

Tras sostener que se trata de un proceso aplicable por cualquier gobierno o régimen pues carece de ideologías, Zelles destacó que otro valor esencial de la dolarización es hacer totalmente transparente la administración de los recursos públicos, con lo cual se convierte en un aliado contra la corrupción.

El experto, que intervino en el cambio de moneda aplicado en su país en el 2000, señaló que para que la dolarización sea todo un éxito es preciso abrir la economía a los capitales, los cuales asegura comienzan a retornar apenas se implante el esquema. “Zimbabue, donde se dio una dolarización de facto, tenía 200 millones en la banca el día que se anunció. Diez después había subido a 2.000 millones de dólares”, afirmó.

Por su parte, el venezolano y también artífice del proceso ecuatoriano José Luis Cordeiro, aseguró que la dolarización es un proceso que se podría aplicar en apenas dos semanas y no requiere disponer de grandes sumas en divisas,pues es posible arrancar con los dólares existentes en el mercado y algo de las reservas internacionales.

Recordó que Ecuador llevó adelante el proceso con reservas de apenas 1.000 millones de dólares y fue exitoso pues, como aseguró Zelles, fue inmediata la repatriación de parte del dinero depositado fuera del país, que estima se ubica entre 350 y 500 mil millones de dólares.

“Kosovo, donde también intervine en el proceso de asumir una nueva moneda, no era siquiera un país independiente en ese entonces, no tenía banco central ni reservas, y estaba en guerra con Serbia. Aun así comenzó a utilizar el marco alemán y el proceso fue un éxito para la economía”, dijo Cordeiro.

Cordeiro destacó además que en virtud del anunciado declive del petróleo como principal motor de la economía mundial, Venezuela urge aplicar una dolarización para evitar males mayores; y aprovechó para preconizar que el promedio del precio del crudo en los próximos dos años rondará los 30 dólares.

A su vez, el abogado y experto en economía financiera Rubén Pérez Silva, detalló que si bien una posible unificación cambiaria es un primer paso para sacar adelante la economía, podría no dar resultados por la posible manipulación por parte del gobierno; razón por la cual estima que asumir una moneda dura como el dólar es la solución idónea.

“Al día siguiente de la dolarización la devaluación es cero, la inflación comienza a ceder espacio y en uno o dos años se alcanzan los niveles internacionales de un dígito”, señaló, aclarando que no se trata de una fórmula mágica que resolvería todos los problemas si no va acompañada de un proceso de reinstitucionalización del país.

“Esa sería la camisa de fuerza para los locos que permitiría redefinir la economía”, acotó Pérez Silva, quien insistió en que no sería siquiera necesario un cambio de la Constitución para utilizar el dólar pues se podría mantener, como en otros países, el uso del bolívar para las cuentas menores.