De segundo lugar en Latinoamérica

Doblaje en Venezuela, voces con acento neutral

Sorprende saber que muchas de las voces de series televisivas, programas especiales y comiquitas son de venezolanos que, con constancia y trayectoria, han hecho lo propio para darle vida a sus personajes.

Daniel Acosta Montes/Comunicaciones Conapri

Tratados como estrellas de cine y con miles de fans aguardándolos en sus presentaciones, de esta manera son recibidos en los Festivales Internacionales de Comics, los dueños de las voces de personajes como el Guasón, en la serie de Batman o de Calamaro, en la de Bob Esponja. Ambos tienen algo en común, son venezolanos.

El doblaje ha significado una exitosa empresa para los venezolanos, desde comienzos de los años 60, pero la actual crisis ha producido  cambios en la misma. Venezuela posee un talento único y una mano de obra de excelente calidad, pero la inflación influye en contra de los pagos a los actores de voces, pues son bastante económico si se comparan con otros países de Latinoamerica. Sin embargo, se han instalado 4 nuevas empresas de doblaje en el país, lo que nos indica que la inversión en este sector, pareciera ser productiva. Claro en un país donde el talento es de primera y los costos fáciles de llevar con moneda extranjera, no invertir es perder una buena oportunidad de negocio.

Haciendo algo de historia, México quien esgrime el primer lugar en doblaje en Latinoamérica, siempre ha sido el bastión para el doblaje, por su cercanía a Estados Unidos y por la trayectoria con el mundo del cine. En México, el doblaje empezó en plena época dorada del cine mexicano, cuando Hollywood invertía dinero en el cine mexicano durante la Segunda guerra mundial. En 1937, Disney Pictures lanzó la primera película íntegramente en español, Blancanieves y los siete enanos. Este Film fue doblado íntegramente en Argentina por la empresa argentina Sono Film; pero en 1942 la Metro Goldwyn Mayer, mandó desde Nueva York al primer elenco de actores de doblaje a la Ciudad de México, para doblar sus películas y los cortos de dibujos animados: Tom y Jerry para toda América Latina. La mayoría de los actores del elenco provenían de la radio XEW-AM. Cabe resaltar que la mayoría de los doblajes de México se hacían para todos los países hispanoparlantes del mundo, y no se separaba de España y América

Como dato curiosos se puede mencionar que en los inicios del doblaje, debido a que el material con el que se trabajaba para las mezclas era fotográfico y no digital, como sucede  hoy en día, el método utilizado era realizar grabaciones de varias páginas de texto las cuales debían ser memorizadas previamente. Para ello, las escenas tenían que ser ensayadas antes de ser grabadas, tanto para lograr una buena sincronización con los movimientos labiales de los actores originales, como para mimetizar la interpretación de los mismos. Así, doblajes como el de Lo que el viento se llevó, llevaban muchas semanas de trabajo.

Pero con el paso de los años, esta técnica se sustituyó por el actual sistema de doblaje por ritmos, en el cual el diálogo queda segmentado en pequeños fragmentos o takes, que los actores graban leyendo desde un atril tras haber memorizado el ritmo (especialmente las pausas), del diálogo original. Esta nueva técnica, agiliza mucho el proceso de doblaje, aunque también hay quien opina que esta «mecanización» del proceso le ha restado calidad artística al mismo.

Después del doblaje al idioma español en España y México, otros países adoptaron nuevas técnicas. En Chile se emplea para las telenovelas turcas y en el caso de Venezuela, es desarrollado para programas de cable y la adaptación de las telenovelas brasileras. Igual se puede apreciar casos similares en Colombia, México, Argentina, Perú, Estados Unidos (Miami, Los Ángeles, Nueva York, Puerto Rico), Cuba y El Salvador. En España, las Comunidades Autónomas de Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Galicia y País Vasco cuentan a su vez con doblajes en sus respectivas lenguas cooficiales, distintas del español. En América se realiza un doblaje único para todo el mercado latinoamericano, por actores de México, Colombia, Argentina, Venezuela, Chile, entre otros y es bastante conocido que el español con acento neutro, lo manejan de manera excelente los venezolanos.

A comienzos del 2000, las producciones más importantes estaban en manos de México y Venezuela. Sin embargo, para evitar confusión a los espectadores de otros países de habla hispana, no se suelen emplear modismos en ninguno de ambos países, de ahí su éxito. Por ejemplo, el uso de palabras como «maní», «gaseosa» o «goma» de mascar en lugar de «cacahuate», «refresco» o «chicle» que son términos no empleados en algunos países de habla hispana.

Empresa con necesidades de trabajo 

Entre los años 60 y 70, Venezuela entra al mercado gracias a algunas iniciativas privadas, pero el auge del doblaje en Venezuela se halla indisolublemente ligado al establecimiento en el país de la Compañía Etcétera. Este estudio dedicado originalmente a la postproducción de films en el país, comenzó con producciones brasileñas, con acento neutro y esta diferencia marcó un contraste, respecto al doblaje mexicano, lo que convirtió la opción en altamente elegible dentro de la oferta existente.

Paralelamente en el país, el personal administrativo y técnico, formado dentro y fuera de la mencionada compañía, se independiza y crean empresas para competir con la misma. Estudios como: Oops Doblajes, Lipsinc Audio Video, Lain, Lipps, Dubbing Siglo XXI, Hispano Doblajes y WAWA Producciones han venido diversificando la oferta en Venezuela, al punto que se ha convertido en un mercado muy competitivo. Esto ha repuntado desde hace 5 años, debido a que varias empresas como VC Medios tienen sus sedes en el país y doblan sus propias producciones en territorio nacional. Por ejemplo, varias de las series de National Geographic son dobladas por entero en Venezuela.

Al igual que sucede en otros países con las compañías de doblaje, en Venezuela no solo se contrata las voces de los personajes que se reconocen, existe todo un potencial humano que mueve las manivelas de esta gran industria. Debemos recordar que existe un guión que se sigue, el cual antes de llegar a la grabación, es traducido y transcrito por un equipo de traductores por ende, rehacen el guion pero ahora en español. El traductor se convierte en una especia de doble actor, pues debe saber interpretar las codificaciones de los personajes que en otro idioma se le presentan y al mismo tiempo debe intentar trasmitir, lo más creíble posible, la actuación en español.

Seguidamente, un operador trabaja los sonidos naturales de ambientación. Normalmente este trabajo técnico lo lleva el Director de Producción, quien suele ser un Ingeniero de Sonido. Se completan ruidos de carros, de naturaleza como lluvia, cascos de caballos o incluso abrir una lata o destapar una botella lo que exija la trama de la película. Estos son tan solo algunos de los pocos ejemplos, en los que debe trabajarse para darle credibilidad al doblaje. Luego se procede al doblaje de voces con los actores, quienes trabajan de manera independiente e integrada y finalmente el mezclador une todos los componentes de grabación, previa aprobación de la casa productora. No se debe olvidar que los actores de voz se clasifican en: Grupo, Figurantes, Personajes Medios y Principales.

La ventaja del actor de voces de doblaje, es que puede hacer distintos trabajos a la vez. Aquí el secreto radica en agendar las pautas de grabación, como si fuera un reloj suizo, con los distintos estudios que soliciten su trabajo. Se puede decir que es un trabajo free lance, pero en el cual la organización del tiempo es crucial para responder a los llamados de grabación; sin esta disciplina, el actor está perdido en los tiempos y en el cumplimiento de su rutina. En nuestra investigación, varios de los actores entrevistados, que no desearon ser identificados, aseguran que el doblaje es una empresa productiva que les deja buen dinero para vivir bien en Venezuela. Muchos coincidieron que es altamente rentable, si sabes distribuir el tiempo y si inviertes el tiempo en prepararte correctamente.

Renzo Jiménez, la voz con institución 

Renzo Jiménez es toda una escuela en el mundo del doblaje en Venezuela. Fue pionero en crear su primera escuela en el país, pero además acompaña lo que predica, con lo que práctica. Es reconocido por interpretar para América Latina a personajes como Calamaro, de Bob Esponja; Kel, de  Kenan y Kel; Lube, de  CatDog; El Acertijo y Dos Caras, de los Comics de  Batman y al actor Richard Gere, entre otros. Luego de egresar de la Escuela Superior de Artes Escénicas Juana Sujo, se encamina por el mundo del doblaje de voces, luego de ver un anuncio del estudio Etcétera, donde solicitaban personal para dirigir actores. Después de siete años de trabajar con ellos, como director y operador, se atrevió a realizar el curso de doblaje y lo demás es historia, pues ha hecho una importante labor educando a nuevos actores de doblaje y ayudado a otros tantos personajes importantes del medio audiovisual.

Su escuela Doblaje en Español Renzo Jiménez, ha egresado 86 promociones, publicado 4 tesis de grado y el trabajo continuo no se detiene. “El potencial en Venezuela existe. Nos siguen llamando y se nos siguen inscribiendo alumnos, la gente cree en el doblaje de voces. Pero Además en mi caso, la ética, el profesionalismo y las ganas de enseñar cómo es debido es lo que más me gusta de mi carrera, la cual hago desde hace más de 20 años”, nos asegura Renzo en una entrevista telefónica, pues su tiempo es muy valioso y está siempre ocupado.

“Es importante dejar en claro, que Venezuela se ha vuelto un mercado apetecible para los estudios que demandan doblaje. El motivo obedece a que somos buenos en lo que hacemos, pero debido a la devaluación de la moneda, somos más económicos en los pagos. Es decir, nos pagan bien, pero no lo justo como en otros países”, asegura Jiménez. Es importante destacar que en los últimos 3 años, han abierto 4 estudios y productoras en el país, aparte de las casi 12 que siempre han estado. Esto evidencia la demanda del mercado que asegura Renzo, pero que además le apuesta al talento y al país.

Jiménez deja muy claro su postura al decir: “No tenemos una legislación que nos ampare en nuestra profesión. En Venezuela no existe ninguna regulación que proteja nuestro trabajo. Que nos permita exigir mejoras o que nos ayuden a la hora de enfrentarnos con un patrono en busca de lo justo. Esto en la medida de lo posible, debería trabajarse y solucionarse, con la formulación de una ley de trabajo que nos albergue”.  Destacamos que en el caso de México si existe esta regulación que apoyó a los trabajadores del doblaje y entre algunas de las exigencias, obliga al talento extranjero a trabajar 6 meses gratis, sin recibir paga de ningún tipo. Es decir, que sale mejor trabajar desde Venezuela, como contratado que arriesgarse e ir a probar suerte en otros destinos.

Jiménez, junto con Marisol Durán, quien también es actriz de voz, comparte sus conocimientos y experiencias dictando cursos para personas de todas las edades. Muy pronto publicarán en su block el trabajo de 150 actores reconocidos en el medio y que son exalumnos de la Escuela, todo un logro para esta institución. Los talleres duran seis sábados continuos, que se dividen en dos clases teóricas (acento neutro internacional, técnicas de respiración, técnicas de contacto emocional) y cuatro clases de práctica. Para más información sobre los cursos de Doblaje en Español de Renzo Jiménez, ingresa en su cuenta oficial de  Facebook https://www.facebook.com/Doblajenespanol/ o entra a su block: http://blogderenzojimenez.blogspot.com/